jueves, 4 de octubre de 2012

Favoritos: máscaras

He probado (y probaré) miles de máscaras de pestañas diferentes, unas más baratas y otras más caras,  pero hay 2 que siempre vuelvo a comprar sin duda alguna. Las 2 son de Maybelline, son la máscara Colossal Black y la máscara Pestañas Postizas Desplegadas.
Las dos son bastante diferentes, pero no prescindiría de ninguna de ellas.
La máscara Colossal tiene un cepillo bastante grande que con una sóla pasada se consiguen unas pestañas con mucho volumen y longitud. Tiene la textura más perfecta que he encontrado nunca en una máscara de pestañas, ni muy líquida que casi no aporte volumen, ni muy espesa que se queden las pestañas llenas de grumos. De hecho con esta máscara no consigo que me salgan grumos ni cuando más seca la tengo que ya casi no me queda producto en el envase, es una maravilla. En esta máscara en concreto me gusta comprar la versión Black, que le da un toque aún mas negro a las pestañas, perfecto para hacer ahumados.


La máscara Pestañas Postizas fue una sorpresa para mí, porque no pensé que pudiera cumplir lo que prometía. Pero es cierto, con esta máscara se consigue con una sola pasada unas pestañas super largas, que casi casi parecen postizas. Quizá no aporte el mismo volumen que la anterior, pero sin duda el punto fuerte de esta máscara es la longitud de pestañas que consigue. Lo más curioso de esta máscara es su cepillo, tiene una forma curvada que por el interior tiene las cerdas más pequeñas y consigue cargar más producto en las pestañas.
Yo uso las dos indistintamente, pero cierto es que, debido a este aspecto de Pestañas Postizas esta máscara es más apropiada para usar con maquillajes de noche o más dramáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario